Era mi segunda vez en Roma y la primera vez para Trevor, así que quería que viera lo máximo que pudiéramos en 1 día.

— You can read this in English here —

Viajamos a Roma desde Madrid para quedarnos 2 noches antes de ir en un crucero. Llegamos al hotel a eso de las 5 pm, lo cual sólo nos daba unas pocas horas para ver las áreas cercanas al hotel y luego un día completo (incluido un recorrido que ya reservamos en el Vaticano y los Museos). Entonces, en caso de que solamente tengas un día completo para ver la ciudad, permítame ayudarte con este pequeño recorrido que creé para Trevor.

Nos alojamos en Domus Trevi, a solo unos pasos de la Fontana di Trevi y fue realmente agradable en general. Recuerda que es el centro de Roma, la habitación era pequeña, pero teníamos un baño privado y el desayuno estaba incluido. El personal fue amable y servicial en todo momento.

Scalinata di Trinità dei Monti

La tarde en que llegamos, visitamos la Scalinata di Trinità dei Monti. A partir de ahí, como Trevor es un músico y un gran fanático de la música, necesitábamos visitar el Hard Rock Cafe (hacemos esto en todas las ciudades que hay uno). Tomamos una copa o dos en el bar y luego regresamos al hotel porque el día siguiente iba a ser largo.

Nos despertamos muy temprano en la mañana solo para aprovechar la vacía Fontana de Trevi. ¡Fue increíble! Aquí hay una publicación sobre cómo debe visitar antes y un video de 360º.

Después de un buen desayuno, tomamos un taxi para ir a donde nos íbamos a encontrar con el tour para entrar al Vaticano y los museos. No es un recorrido con guía para todo el área, es solo para saltarse las largas colas y entrar más rápido.

Creo que pasamos entre 3 y 4 horas en los museos y el Vaticano. Tratando de explorar tanto como pudimos y luego … comenzó “mi” pequeño tour. También recuerda revisar el horario de los museos porque la primera vez que fui al Vaticano, estaba cerrado esa área.

Si te gusta caminar para explorar una ciudad, puede que te guste esto. Yo, en ciudades como esta, prefiero caminar porque veo y conozco más que si tomo un taxi o el metro.

Comenzamos a caminar desde la Ciudad del Vaticano (mira mi publicación sobre el Vaticano) directamente al Castel Sant’Angelo para poder cruzar el puente justo enfrente: el Puente de San Angelo. Debido al poco tiempo que teníamos, no pudimos entrar al castillo, ¡pero deberías echarle un vistazo!

Desde allí, seguimos caminando durante unos 10 minutos, disfrutando de los pequeños callejones y caminos empedrados hasta llegar a Piazza Navona.

Este era un lugar perfecto para tomar un descanso. Tomamos algunos gelatos mientras disfrutamos de la hermosa vista en esta famosa plaza. Hay 3 fuentes impresionantes, muchos vendedores con pinturas y otros recuerdos. Aquí puede encontrar varios restaurantes y cafés, todos ellos con asientos al aire libre. En mi primera visita a Roma, recuerdo que disfruté de un delicioso almuerzo allí mismo, así que si puedes, prueba también a disfrutar de un refrigerio o un almuerzo rápido en esta plaza que se construyó en el siglo I d.C.

Desde Piazza Navona caminamos hasta el Panteón.

Obviamente, debes entrar al Panteón y dar un paseo. Notarás que la única ‘ventana’ está en el techo y es redonda, la llaman Oculus. Y si llueve, por supuesto que va a llover adentro, pero el piso fue creado de tal manera que el agua fluye. Este fue construido entre el 25 y el 27 a.C. ¡Es simplemente increíble!

Panteón

Fuimos del Panteón al Coliseo porque ya visitamos la Fontana de Trevi, pero agregaría en este recorrido a pie visitar la fuente:

Si prefieres saltar la fuente, esta es la ruta que tomamos desde el Panteón hasta el Coliseo, pasando por otra parada: Piazza Venezia, que es el eje central de Roma y donde encontrarás el comienzo de Via dei Fori Imperiali, la vía que te lleva al Coliseo.

Pero aquí está la cosa, cuando hicimos este recorrido, llegamos al Coliseo después de que cerraron, así que si tienes otro día en Roma, te sugiero un día completo para visitar el Coliseo, el Foro Romano (foto principal en la parte superior ) y toda esa área, al igual que hice en mi primer viaje.

Esta vez, sin embargo, en lugar de entrar al Coliseo, fuimos a Via Nicola Salvi, donde hay algunos restaurantes. Ahí disfrutamos de una cena, una cerveza y la increíble vista del Coliseo. Una forma perfecta para terminar el día.

Obviamente Roma cuenta con más lugares para conocer, esto es solamente un paseo de 1 día caminando (así que prepárate con zapatos muy cómodos).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *