Llegamos en tren desde Ámsterdam, casi al atardecer, y lo primero que queríamos visitar era la famosa alfombra de flores en la Grand Place (la Gran Plaza). Quería aprovechar algunos rayos de sol antes del atardecer para capturar la magnífica alfombra natural en el medio de la plaza. ¡Y era el último día! (You can read about this trip in English here)

Nos llevó un tiempo llegar a la plaza principal de la ciudad, ¡pero lo logramos! ¡Fue increíblemente hermoso! La alfombra hecha con begonias, que hace un diseño diferente cada 2 años (visité en 2012), ocupa casi todo el espacio en la plaza. Mucha gente intenta echar un vistazo a las flores y al diseño del año, lo que hace que sea difícil verlo muy bien. Sin embargo, puede visitar el Ayuntamiento de la ciudad para una mejor vista desde arriba.

También subimos a lo más alto del Atomium desde donde disfrutamos una vista increíble a la ciudad, seguido por una caminata en el parque “Mini-Europe” que nos hizo viajar por varias ciudades.

Obviamente no podíamos dejar a un lado el niño más famoso “Manneken Pin” o “Petit Julien” y aprovechamos el último día de ver la espectacular alfombra de flores más grande y famosa de la ciudad, una celebración que se realiza cada 2 años en Bruselas desde 1986 (aunque la 1era alfombra se creó en 1971).

A continuación un video de nuestra visita a esta hermosa ciudad: (click CC for subtitles in English)

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *